• +34 93.501.40.40
  • 601 12 49 59
  • info@doscuadrados.com
  • De lunes a viernes, de 10:00 a 19:00
  • Carrer de les Torres 70
    08042 Barcelona
  • Atención Al Cliente  +34 91.016.47.20

  •   Envío GRATIS

Fingerboard Tablas (13)

13 artículo(s)

por página

13 artículo(s)

por página

Tablas fingerboards: el realismo máximo para un patinaje apasionado

¿Qué puede hacer un rider cuando llueve y tiene demasiadas ganas de patinar? La respuesta es fácil: crear. De tal modo a finales de los 70 la layenda de skateboarding Lance Mountain inventó una nueva afición: el fingerbording y en el año 85 escribió un artículo con el título “Como hacer un fingerskate”. Dentro de más de 10 años en el 1998 el skatebordista Steven Asher tuvo que estar en casa metido por el mal tiempo haciendo una de aquellas mini-tablas en ruedas. En seguida al lanzar su primera producción este chico recreó el skateboarding y le hizo famoso de nuevo por todo el mundo.

Hoy en día para muchos este hobbie se convierte en profesión: los campeonatos mundiales se organizan más de un año y el dinero que gira alrededor de la industria de verdad impresiona. La compañía Berlinwood por ejemplo es spónsor de más de 53 riders entre los cuales hay chicos e incluso chicas para los cuales el fingerboarding se hizo no solamente una afición sino una fuente de ingresos.

Existen varias marcas de fingerboarding y de los componentes de los “fingers”: la industria se desarrolló casi al igual que el mismo skateboarding.

Las tablas modernas de fingerboard se fabrican igual que sus hermanos del tamaño grande. Unas cuantas láminas de madera, un pegamento especial y prensa: esto permite de la mejor forma posible transmitir las características y rasgos de la tabla de skate. Ya que la técnica de todos los trucos es la misma: son los mismos pop para ollie aunque en vez de los pies se usan los dedos índice y del corazón. Precisamente por esta semejanza la tabla en el board pequeño tiene que ser correcta: de esto depende la comodidad y la calidad del patinaje.

La gráfica en las tablas finger también se diferencia poco de sus hermanos ya que en general son pro-modelos de dibujos de skateboards ya existentes pero en variante disminuida. El fingerboarding es una cosa realmente divertida y el pequeño skate te alegrará cualquier día lluvioso y triste. Pero no hay que olvidar que el proceso del patinaje es bastante más agradable y la velocidad del progreso crece y se multiplica cuando los componentes son de calidad. Esta regla se aplica también al fingerboarding y las marcas modernas a su vez presentan tales tablas de fingerboards el patinaje en las cuales será igual de apasionado que el deporte paternal.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra página de cookies. OK